21 marzo 2017

Locura poética, descarga emocional


Escribir el día de la poesía no es tarea fácil,
sobre todo cuando cae la noche
y me quedo sola en mi rincón de humo.

El mundo avanza sin mí en este momento,
yo me quedo en pedazos sin remedio,
dispuesta a romper el silencio con un grito ahogado.

¿No es acaso locura esto que siento?
O tal vez es la música que nace en mis entrañas,
cortando la respiración y creciendo en el universo.

Soy un pedazo de mí misma, me rompo
en esta sensación de extrañeza que me asalta.
¿Por qué has llegado a mi vida si no te buscaba?

Necesito salir de aquí, volar hacia otros paraísos,
bucear en otros ojos y soñar con otros labios
que no sean esos que me hablan desde la indiferencia.

Que me busquen en un paraje inhóspito,
donde sólo la poesía me acune y me cuide.
Escribir el día de la poesía no es tarea fácil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario