09 agosto 2016

Atlántica

Crann bethadh (Árbol de la vida), símbolo celta.

Soy como el tirabuzón que adorna mi nuca
cuando tengo el pelo bien alborotado.

Me entretengo
en cada sonrisa
de brujas
de duendes
de seres singulares
con o sin sombrero
pero
siempre
esa mirada.

Me roban el corazón y me quedo sin abrigo.

Cada noche me hago el amor
de mil y una formas, puedo:
mirarme al espejo
escribirme versos
leerme cuentos
tocarme dulce o locamente
reírme a carcajadas
o a horcajadas
llorar.

Y al despertar sigo soñando que me quiero.

Quizá algo distraída,
confusa algunas veces,
soy ésta que ves
nadie más que yo misma.
Y, al mismo tiempo,
árbol solitario
de raíces profundas
fruto de otoño
intenso y sagrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario